lunes, 30 de enero de 2012

CALANDO HONDO

DÍA DE LA PAZ (30 de enero de 2012)
Durante la semana pasada la clase de 5º del C.P. Almirante Topete hemos trabajado distintos poetas, relacionados con la Paz. Vimos la poesía de Gloria Fuerte titulada “Solo tres letras”, leímos la poesía titulada “queda prohibido”, de Pablo Neruda; pero con diferencia, el poema que más nos gustó fue el del poeta tomellosero Juan Torres Grueso, titulado “Mi pueblo”.
Investigamos por internet y hemos descubierto que Juan Torres Grueso nació en Tomelloso el 26 de enero de 1912 y murió en septiembre de 1982, por lo que su 100 cumpleaños hubiera sido hace solo 4 días. Su familia eran agricultores, dedicados al cultivo de la vid, como la mayor parte de los tomelloseros de esa época. Juan Torres fue autodidacta, eso quiere decir que dejo sus estudios muy pronto y se dedicó a aprender por su cuenta, pero aun así consiguió escribir varios libros y colaboró en varias revistas y periódicos, llegando incluso a ser alcalde de Tomelloso.
Para saber qué aspecto tenía, miramos la portada de su libro “Poesía 1955-1982” e invitamos a una amiga (que dibuja muy bien) para que nos enseñara a dibujar su rostro. Esta amiga se llama Mari Carmen y es una persona con minusvalía, tiene muchos problemas, entre otros: problemas de visión y un rostro algo deformado. Gracias a esta bellísima persona fue como comprendimos el significado de la última estrofa del poema “Mi pueblo”, que dice:
¡Mi pueblo! No le miréis 
la costra seca; 
calar su fe y sus raíces, 
calar con fuerza, 
y encontraréis siempre verde 
su rama nueva. 
Ahora entendemos que para conocer a una persona, no debemos fijarnos en su aspecto exterior, ni nos tenemos que dejar llevar por la primera impresión, tenemos que calar, ósea, profundizar, escarbar un poco más adentro, para ver en todas las personas su parte más intima, que seguro que será la más autentica. Esto igual nos vale para una persona, que para un pueblo, como Tomelloso o para un país y si tenemos esto siempre en cuenta, estamos seguros que será muy difícil que nos llevemos mal, unos con otros y así siempre viviremos en Paz.
Mari Carmen