miércoles, 30 de abril de 2014

Learning about Easter

Los chicos y chicas de 1º y 2º trabajaron sobre Easter (la Pascua) en las clases de Art (Plástica). Este fue el resultado:






sábado, 22 de marzo de 2014

Los alumnos de 6º reciben el primer premio de narración colectiva en el 35 Aniversario de AFAS.

El curso pasado, los alumnos de 5º (ahora de 6º) participaron en el concurso de AFAS - Reina Sofía de narración sobre la discapacidad.

El pasado miércoles 19 de marzo, Pablo y Claudia, en representación de toda la clase (que también estaban en el teatro aunque no los veamos en la foto) recogían el premio en el Acto del 35 Aniversario de AFAS.






Para nuestra sorpresa, allí se encontraba hasta la presidenta de nuestra Comunidad, Mª Dolores de Cospedal y nuestros chicos han salido en Castilla - La Mancha TV.

Aquí os dejamos el enlace de la noticia de TV Castilla - La Mancha, donde podréis ver a nuestros chicos en el vídeo (min. 01:12 del reportaje).






También el enlace a Youtube donde se puede ver la noticia en TV La Mancha (Tele Surco) (min. 2:31 del reportaje):



Y, por supuesto, la redacción que estos chicos y chicas escribieron entre todos. ¡Viva el trabajo en equipo!

PSEUDÓNIMO: Hefesto

IGUALES PERO DIFERENTES

La discapacidad intelectual puede definirse como una discapacidad caracterizada por limitaciones significativas en el funcionamiento intelectual y en la conducta adaptativa que se manifiesta en habilidades adaptativas conceptuales, sociales, y prácticas. Dentro de esta amplia definición encontramos a personas con diferentes grados de Síndrome de Down, Síndrome de Asperger, y otros muchos casos con nombres que no entendemos y que resultan muy complicados. ¿No podríamos simplificar un poco las cosas nosotros, los niños?

Para nosotros, una persona que sufre alguna discapacidad intelectual es más que una definición de la enciclopedia con palabras raras e incomprensibles: es una persona normal, al igual que nosotros.

-   - Las necesidades que tienen estas personas son las mismas que las nuestras: comen, duermen, juegan, piensan, estudian, etc.
-     - Tienen los mismos derechos que nosotros.
-     - Sus familias desean lo mejor para ellos igual que las nuestras para nosotros.

Quizá ellos tengan limitaciones para algunas cosas pero nosotros también. A veces, algo que para nosotros está chupado, a ellos les resulta casi imposible de entender. Pero eso a nosotros también nos pasa con las Mates, la Lengua, el Cono y el Inglés. Si todos nos miráramos bien al espejo, todos veríamos que tenemos discapacidades y defectos, porque nadie es perfecto.

Los discapacitados algunas veces se sienten distintos y para que eso no ocurra debemos hacerles la vida un poquito más fácil, porque a todos nos gusta que nos hagan la vida fácil.
En realidad todos somos distintos unos de otros.
-       A algunas chicas de clase les gusta jugar al fútbol y a otras no.
-       Unos chicos prefieren el balonmano y otros, el voleibol.
-       Somos altos, bajos, delgaditos, regordetes, con los ojos verdes, azules o marrones, con el pelo largo, corto, rubios, morenos…
-       A unos se nos dan bien las Mates, a otros el Inglés, unos preferimos Música y otros Educación Física…

En definitiva: cada persona es diferente a otra con o sin discapacidad.

Es nuestra obligación como buenas personas ayudar para que esas diferencias nos hagan iguales para todo: para trabajar, estudiar, para jugar, para hacer deporte, etc.

Gracias a las ONGs y a otras organizaciones cada vez hay más gente que ayuda a estas personas. Porque vayan más retrasados que los demás niños, no quiere decir que no puedan hacer las mismas cosas o jugar a los mismos juegos. Ellos van a un colegio especializado, como el Ponce de León o el Reina Sofía, donde los profesores están preparados para atender a los niños tan bien como nos atienden a nosotros en nuestro colegio. Realizan muchas actividades y aprenden haciéndolas. Muchas de las actividades parecen muy divertidas ¡y seguro que a todos nos gustaría realizarlas!

Los discapacitados pueden aprender de nosotros pero nosotros de ellos mucho más. Nos pueden enseñar
-       a ser luchadores;
-       a no rendirnos ante las adversidades;
-       a que lo bueno de nuestras vidas desequilibre la balanza y a que lo malo no sea tan malo;
-       a ver el lado positivo a la mala suerte.

La vida de las personas con discapacidad intelectual enriquece nuestras propias vidas y por eso quisiéramos dejar de hablar de discapacidad intelectual para hablar de niños y niñas, sin más.


Almirante Topete - Centro Bilingüe

Por si todavía queda alguien por ahí que no se haya enterado en Tomelloso, el CEIP Almirante Topete es un centro bilingüe desde este curso escolar.

¡Menuda alegría nos dio recibir nuestro cartel y qué bien luce en la puerta del cole!

Aquí tenéis a Belén, Gema y Paco (nuestro Equipo Directivo) con el cartelillo antes de colgarlo en la puerta.


Y os dejamos también un pequeño texto dedicado a las enseñanzas bilingües de parte de una de las maestras que imparten Sección Europea en el centro:

Belén, nuestra directora, me pidió hace unos días que escribiera unas palabras poniéndome en el lugar de una madre que tuviera que tomar la difícil decisión de dónde matricular a sus hijos. Creo que me resulta más fácil hablaros desde mi breve, pero enriquecedora, trayectoria profesional.

Hoy en día es fundamental para cualquier persona saber al menos dos idiomas (sobre todo si la primera lengua no es el inglés) para poder moverse con soltura por el mundo cada vez más globalizado. Para tener una educación completa y salir preparado al mundo laboral, es imprescindible saber al menos dos idiomas (el materno e inglés). Por eso, es necesario ocuparse de que los colegios o centros educativos dispongan de una buena oferta de lenguas extranjeras. La mayoría de educadores estamos de acuerdo en que cuanto antes se empiece a estudiar un idioma, más fácil y rápido será. En los últimos años se ha ido adelantando la edad de inicio para aprender un idioma en el colegio. Si antes los niños no empezaban hasta los 10 años, a día de hoy la enseñanza del inglés comienza ya desde la educación infantil. Pero, en el Almirante Topete, esto no nos parece suficiente para nuestros chicos, hemos dado un paso más y nos hemos embarcado en la aventura del bilingüismo.

Entiendo el miedo que esto puede suponer a las familias y frases como “Los niños no terminan de aprender bien los dos idiomas” o “Si apenas sabe hablar en castellano, ¿cómo va a aprender inglés? ¡Menudo cacao mental tendrá el pobrecito!”, no me son desconocidas.

Bien, dejemos atrás esas dudas. Los niños expuestos desde muy temprano a dos lenguas, crecen como si tuviesen dos seres monolingües alojados dentro de su cerebro. De vez en cuando, el niño podrá mezclar alguna que otra palabra entre los dos idiomas, pero esos casos son normales al principio, principalmente cuando los idiomas presentan palabras semejantes. Es más, esos pequeños fallos suelen desaparecer con el tiempo. Cuando dos idiomas están bien equilibrados, los niños bilingües tienen ventaja de pensamiento sobre niños monolingües, lo que quiere decir que el bilingüismo tiene efectos positivos en la inteligencia y en otros aspectos de la vida del niño. El aprendizaje de dos lenguas a la vez no representa ningún tipo de contaminación lingüística ni retraso en el aprendizaje. Además, estos niños son más creativos y desarrollan mejor las habilidades de resolución de problemas. Hablar un segundo idioma, aunque sólo sea durante los primeros años de vida del niño, le ayudará a programar los circuitos cerebrales para que le sea más fácil aprender nuevos idiomas en un futuro.

Los educadores coinciden en afirmar que es mucho mejor el aprendizaje precoz. Nosotros no podemos estar en los primeros tres años de vida de vuestros hijos e hijas, pero sí podemos intentar, desde que empiezan el “cole”, que estos niños y niñas tengan más contacto con la lengua inglesa y estén más expuestos a ella para que ese miedo intrínseco y ese rechazo que se ha venido manifestando por los alumnos hasta ahora ante el aprendizaje de una segunda lengua desaparezca.

Yo todavía no soy madre carnal y no puedo ponerme en vuestro lugar, pero me considero madre de todos los alumnos que han tenido la suerte, o la desgracia, de cruzarse en mi camino. En este aspecto, he sido “madre” de más de 1500 niños en mi breve carrera profesional, y puedo hablaros desde la experiencia de tutora de primaria, de profesora de idiomas y de profesora de centro bilingüe. Sin lugar a dudas, impartir clases en un centro bilingüe es, de lejos, mucho más gratificante. He visto cómo los alumnos que reciben una educación bilingüe no sólo aprenden de manera más rápida y natural un segundo idioma, sino también cómo entienden perfectamente la diversidad cultural de nuestro mundo y son más abiertos a nuevas culturas y a diferencias de pensamientos.

Y esto es lo que queremos y perseguimos día a día en el Almirante Topete. Queremos que nuestros alumnos sean personas tolerantes, abiertas al mundo, valientes y sin miedo a las dificultades a las que, seguro, tendrán que enfrentarse en la vida. Estoy segura de que eso es algo en que, vosotros como padres y madres y nosotros como “padres-maestros”, estamos de acuerdo.

Por eso, cuando finalmente tenga que tomar la decisión de dónde matricular a mis hijos, lo haré en un centro, por supuesto, público y, a ser posible, bilingüe. Y ojalá ese centro sea lo más parecido a esta gran familia que tengo ahora aquí, con todos vosotros, entre las cuatro paredes del Almirante Topete.

Julio Pérez nos presenta su "Diccionario Tomellosero"

Hace unos días nos vino a visitar Julio Pérez y nos habló sobre su "Diccionario Tomellosero".

Nos enseñó muchísimas palabras nuevas, nos recordó otras que ya sabíamos, nos dejó unos diccionarios firmados para nuestra biblioteca y aprendimos todo el trabajo que se esconde detrás de la escritura y posterior publicación de un libro. Pero lo que más "nos abulta" de ese día es el buen sabor de boca que nos dejó un hombre tan encantador y tan buen comunicador.

¡¡Muchas gracias por tu visita, Julio!! 



Las tutoras de 5º y 6º con Julio Pérez.                        


Para el colegio Topete que no tiene "recochura" de ser tomellosero.

A la biblioteca del Colegio A. Topete, que saben "meterse en varas".

Julio Pérez nos firma nuestros ejemplares del Diccionario Tomellosero para la biblioteca del colegio.